martes, 29 de noviembre de 2016

OBISPO DE CABIMAS SE ENCUEN TRA RECLUIDO EN CENTRO DE SALUD



Monseñor William Delgado Silva, obispo de la Diócesis de Cabimas, se encuentra hospitalizado en el Centro Médico de Cabimas, bajo observación médica, debido a una crisis hipertensiva sufrida el pasado fin de semana.
Así lo informó el presbítero Nicolás Nava, vicario general de ésta diócesis, quien además agregó que el obispo se mantendrá alejado de sus actividades habituales,  por un tiempo que será determinado por los médicos, en vista que se le están realizando algunas evaluaciones y para esperar su recuperación.
Ante este hecho, el padre Nicolás quien también es párroco de la Iglesia Corazón de Jesús de Cabimas, invito a las amistades, conocidos del obispo, como a la  feligresía en general a elevar sus oraciones para la pronta recuperación de “nuestro padre y pastor”  Monseñor William Delgado.


MONSEÑOR WILLIAM DELGADO: “AL CERRAR LA PUERTA SANTA NO CERRAMOS LA MISERICORDIA”

    
      Al culminar el año Santo de la Misericordia, el pasado sábado 20 de noviembre día de Jesucristo Rey,  Monseñor Willam Delgado Silva, obispo de la Diócesis de Cabimas, mencionó que “hoy se cierra  la puerta santa, pero queda abierta la misericordia en nuestro corazón para servir, para ayudar y servir a quienes más lo necesiten”.
            Al hacer referencia a la solemnidad de Cristo Rey del Universo, resaltó que el reinado de Jesucristo  es diferente a los que conocemos, es un reinado de paz, de amor, de misericordia, “pues su reino no es de este mundo”.
Un día como hoy –continuó diciendo- no podemos olvidar a la Virgen María, como portadora de la Misericordia, ya que ella llevo a Jesús en su vientre.
El obispo de la Diócesis de Cabimas, recordó que misericordia es poner el corazón en la miseria, el dolor, en el sufrimiento del otro, y sobre todo ponerse al servicio de los más necesitados.  
Al concluir la celebración eucarística, la cual fue realizada en la Santa Iglesia Catedral Nuestra Señora del Rosario de Cabimas, el obispo Diocesano, procedió a cerrar la puerta Santa que fue abierta el pasado 08 de diciembre de 2015 junto al nuncio apostólico, cuando se dio inicio al jubileo de la Misericordia. 

ARZOBISPO DE MARACAIBO HIZO UN LLAMADO A LA RECONCILIACIÓN DURANRE CELEBRACIÓN DE LA MISA EN HONOR A LA VIRGEN DE CHIQUINQUIRA

Con fervor y mucho amor mariano se efectuó recientemente  la celebración de las festividades en honor a Nuestra Señora del Rosario de Chiquiquira, en la plazotela de San Juan de Dios, a la cual acudieron fieles y devotos de todo el estado Zulia y demás regiones del país.
            La eucaristía que inició pasadas las 5 de la tarde del pasado 18 de noviembre estuvo presidida por Monseñor Ubaldo Santa, arzobispo de Maracaibo y concelebrada por varios obispos y sacerdotes.
Ante los hechos irregulares que ocurrieron al momento de iniciar misa, Santana hizo un llamado  a la reconciliación de todos los venezolanos.  
“No me importa que seas de la cuarta o la quinta,  somos de la misma tierra los hijos venezolanos. Ya no queremos ver a nuestras familias divididas, con familiares en diferentes países, no queremos ver nuestra  juventud tras las rejas, dejando de vivir en armonía y huyendo de los suyos. Chinita seguro ya te diste cuenta que se nos acabó el vino, hoy día estamos divididos y alejados. Queremos ser una solo familia, de hermanos, nuevamente queremos ser uno, por eso te pedimos que intercedas por nosotros ante Tú Hijo y como en las bodas de Caná  le pidas que nos ayude”.
Durante su intervención, monseñor Santana pidió por Venezuela “No queremos vivir con rabias e hipocresías. No puede haber unión y alegría si no estás tu señor Jesús con nosotros y no nos acompaña tu madre en la reconstrucción del país. Devolverle la paz a Venezuela no es cosa de unos cuantos políticos, nos toca a todos los que vivimos en esta tierra de gracia y provisión, no hacen falta solo las vasijas vacías, tiene que haber obreros dispuestos a llenarlas y a repartir el buen vino”.
Aprovechó la ocasión para invitar a todos a unirse como un solo “Dios nos ha regalado este año jubilar de la Misericordia para que entremos en paz y recibimos los muros discriminatorios que hemos levantado, construir todos los puentes que necesitemos para que estemos intercomunicados. A redescubrir la confianza mutua, a utilizar la política como una herramienta valiosa para trabajar todos juntos sin excepción ni exclusión alguna”.
“Llegó el momento de detener esta guerra que nos aterra, ya pasamos muchas necesidades, de todas nos podemos levantar si ponemos todo en las manos de Jesucristo. Nunca nos dejemos encerrar por las tiranías de cualquier género que sea, porque el señor está con nosotros, no hay que excluir a nadie pero tampoco auto excluirse. Todos necesitamos de todos, no sirve una sola mirada ideológica, las ideologías terminan mal y no sirven”, recordó el arzobispo de Maracaibo.

Asimismo, recalcó la necesidad de no desistir a trabajar todos como uno solo “necesitamos tenacidad y valor para no cansarnos. No basta salir de los males, tenemos que cuidarnos de no caer en otros peores. Debemos declararnos forjadores de unión, que la chinita derrame sobre el  mundo grandes dosis del gran remedio de la misericordia, para que pronto nos encontremos unidos en una Venezuela,  fraterna, convivencial en nombre de Cristo nuestro señor. Dios los bendiga a todos”.
Posteriormente, monseñor Víctor Hugo Basabe, actualmente tercer obispo de la diócesis de San Felipe, tuvo el honor de renovar en nombre del pueblo zuliano la consagración.
Por su parte Monseñor William Delgado, obispo de la Diócesis de Cabimas, al ser entrevistado, mencionó que desde su llegada a tierras zulianas  la “Chinita” a acompañado y protegido a sus hijos.


martes, 15 de noviembre de 2016

COLEGIO JUAN XXIII CELEBRO JUBILEO DEL AÑO DE LA MISERICORDIA

Estudiantes del Colegio Juan XXIII pasan por la puerta
Santa de la Catedral  de Cabimas luego de la peregrinación,
para ganar indulgencia plenaria. 
Con alegría y mucho entusiasmo alumnos, docentes, padres, representantes, personal obrero y administrativo de la Unidad Educativa Ítalo Venezolano Juan XXIII, salieron en caminata,  en el marco de la clausura del Año de la Misericordia que está próximo a concluir.
            Como se recordará el año de la Misericordia fue decretado por su Santidad el Papa Francisco, y comenzó el 8 de diciembre de 2015, día de la solemnidad de la Inmaculada Concepción y concluye este  20 de noviembre de 2016  domingo de Nuestro Señor Jesucristo Rey del universo.
La peregrinación comenzó que se realizó a tempranas  horas de la mañana tuvo como punto de partida la sede del Colegio, ubicada en la urbanización Las 40 de Cabimas, de allí se caminó hasta la Iglesia Catedral Nuestra Señora del Rosario, durante el trayecto se entonaron cantos en honor a la Santísima Virgen María, se rezó la coronilla de la Divina Misericordia y el Santo Rosario.
            Una vez en la Iglesia Catedral todos los asistentes pasaron por la puerta Santa, para ganar indulgencia plenaria.
            La eucaristía fue presidida por el presbítero Jorge Rincón y concelebrada por los padres Fausto Montaña y José Francisco Valderrama.
            El padre Jorge Rincón al dar inicio a la homilía dijo “Hoy nos damos cita para este jubileo y para darle cuentas a Dios, y así como el administrador del Evangelio, debemos darle cuentas a Dios, pero tienen que ser cuentas claras. Y cómo damos cuentas claras? Llevando nuestras vidas con dignidad, con orgullo, administrando bien nuestras acciones.
            Todos y cada uno de nosotros – continuó diciendo- debe  administrar bien su vida, bien sea mamá, papá, alumno, docente, todos estamos llamados a llevar una vida recta, alejada de los vicios y de las malas acciones, al contrario debemos estar apegados al amor, a la misericordia,  para cuando Dios nos llame poder convertirnos en ciudadanos del cielo”.

            

PARROQUIA NTRA. SRA. DEL ROSARIO DEL PARAUTE INICIÓ AÑO JUBILAR PARROQUIAL

         
   Recientemente la parroquia Nuestra  Señora del Rosario del Paraute, celebró los 49 años de su erección canónica, y tal fecha fue propicia para que se diera inicio al año Jubilar parroquial con el que se conmemorará los 50 años de creación.
            Este año además de cumplirse 49 años de la creación de la parroquia, se cumplieron 365 años de la aparición de la imagen de Virgen María en la Advocación de Nuestra Señora del Rosario del Paraute en las orillas del Lago del Maracaibo y desembocadura del río Paraute y 15 años de la coronación canónica  como patrona del municipio Lagunillas.
En esta ocasión la eucaristía fue presidida por el presbítero Alexander
Crespo, párroco de la parroquia Jesucrsito Rey – Iglesia Santa Mónica, quien comenzó diciendo “este es un día de gozo, de alegría y hasta de unción, por que celebramos la fiesta de la madre de Dios, en la advocación de Nuestra Señora del Rosario del Paraute”.
            Luego agregó “tenemos que bendecir no solo  a quien nos hace bien, eso es muy fácil, hay que bendecir a quien nos hace mal, recordemos que estamos llamados a ser misericordiosos como el Padre”.
            Luego haciendo una cita de San Agustín  “por Fe María creyó lo que le dijo el ángel y por fe acepto lo que el ángel le pidió, diciendo estas hermosas palabras Hágase en mi según tu palabra, así como María debemos decir que si a los planes y a los proyectos que  Dios tiene para nosotros”.
El padre Crespo mencionó que la Virgen María es muy clara, y que la imagen que se apareció en “estas tierras” trajo un mensaje muy claro, pues en un brazo tiene al niño Jesús y en el otro porta un Rosario, lo que significa que el rezo del Santo Rosario es el camino para  poder llegar a Jesús.
Si deseas publicar alguna información la puedes enviar al siguiente correo: magdyzara@hotmail.com